Carlos Barreda Terry

Don Carlos de Barreda y Terry nace en el Ferrol, hijo del Capitan de Navío D. José Antonio de Barreda y Miranda y de Dª Elena Terry Urizar. Ingresa en la Escuela Naval el 2 de enero de 1915. Embarca sucesivamente en el Alfonso XIII, el Carlos V, el Cataluña y el España.

Asciende a Alferez de Fragata en 1919 y a Alferez de Navío al año siguiente. Embarca de nuevo en el Carlos V, en el Giralda, y en el Recalde. Despúes lo hace como 2º Comandante del Proserpina.

Pasa a la Escuela de Submarinos de Cartagena el 1 de enero de 1923, para realizar el Curso de Guerra Submarina. Embarca como 2º Comandante del Recalde el 18 de junio de 1923 y, el 1 de octubre del mismo año embarca de 2º Comandante al Giralda.

Asciende a Teniente de Navío el 1 de mayo de 1923, embarcando en el Proserpina, como 2º Comandante el 6 de febrero de 1924. Contrae matrimonio con Dª Josefina de Aldamiz-Echevarria y Hernaiz, teniéndo dos hijos, Carlos y Mauricio.

El 28 de mayo de 1924 embarca en el Hernán Cortés como 2º Comandante y participa, a bordo del Alfonso XIII en el desembarco de Alhucemas y en los combates africanos, siendo condecorado con la Cruz del Merito Militar de 1ª Clase con Distintivo Rojo, la Cruz del Homenaje y la Medalla de la Paz.

El 31 de diciembre de 1925 embarca en el submarino B-5 y el 14 de febrero de 1928 en el buque nodriza Kanguro, como 2º Comandante.

Seguidamente embarcará como comandante en el A-1 y en el C-5. Asciende a Capitan de Corbeta el 4 de julio de 1931. Es nombrado comandante de quilla del D-1. Embarca como 2º Comandante en el Sánchez Barcaíztegui el 22 de febrero de 1935. donde permanece hasta el 18 de julio de 1936, cuando es desembarcado y mas tarde obligado a embarcar en el B-5 bajo control del comite politico impuesto por el Gobierno Republicano. Desde esa fecha permanece en Málaga incluso cuando el submarino se traslada a Cartagena para ser reparado.

El Comandante Barreda estuvo bajo vigilancia por la propia tripulacion y por un comisario politico del PCE, siendo desarmado debido a sus convicciones monárquicas. En una ocasión comentó a su esposa su deseo de pasar al bado nacional. Por otro lado habia comentado a compañeros de promocion que, en caso de no poder pasarse a zona nacional, se limitaria a no atacar a objetivos nacionales, mientras la tripulacion se lo permitiera y que, en el momento de no poder aguantar más la situación, procedería al sabotaje de buque.

Este sabotaje se lo explico detalladamente a varios compañeros de promoción, que luego declararían en su expediente de habilitacion. El sabotaje consistiría en que, cuando el submarino estuviese en superficie, el Comandante ordenaría desde abajo, en el puesto de mando, inmersión, sin apretar el botón que en la escotilla de arriba avisaba de la orden, haciendo inmersión sin que la escotilla estuviese cerrada.

El 17 de octubre de 1936, el B-5 desaparecería en extrañas circunstancias con toda su tripulación.

Submarinos mandados
Submarino Mando
A-1 – Narciso Monturiol
B-2 20/01/1928
C-5 16/01/1932
D-1 (S-11) 07/04/1934
B-5 27/09/1936

Información facilitada por D. Mauricio Barreda.

Nuestra Valoración
Valoración de los Lectores
[Total: 0 Promedio: 0]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *