En este artículo pretendemos dar una visión estadística, cuantitativa y cualitativa, sobre cómo ha evolucionado el Arma Submarina Española desde su creación hasta nuestros días.

El año 1898 trajo consigo la desaparición de las últimas provincias de ultramar, junto con una considerable reducción del número de unidades navales, así como graves problemas políticos y económicos. Todo ello llevó a un replanteamiento de las necesidades navales de España que tuvo su reflejo en el Plan de Escuadra Maura-Ferrándiz (1908) que incluía, por primera vez, la incorporación a la flota de tres submarinos de 250 a 300 toneladas. En su discusión se llegó a plantear, incluso, la incorporación de hasta 12 submarinos de 400 toneladas.

Por el escaso porte de los submarinos propuestos, se deduce que su función se reducía a la vigilancia costera, incluido el Estrecho de Gibraltar. Como es sabido, no se llegarían a incorporar.

Se tendría que esperar a la Ley Miranda (1915) para que se diera el pistoletazo de salida a la creación del Arma Submarina y comenzase la incorporación de submarinos a la Armada Española, lo que no tendría lugar hasta la adquisición del Isaac Peral (A-0), del tipo Holland, y los tres Laurenti, A-1, A-2 y A-3, todos ellos en 1917.

Evolución del número de unidades

El Arma Submarina Española ha sufrido períodos de lo que se ha llamado vacas gordas y vacas flacas, en relación con el número de unidades en servicio en cada momento. El gráfico que mostramos a continuación indica el número de unidades, teóricamente en servicio, entre 1917 y 2017.

Para la elaboración del gráfico y su correcta interpretación debemos tener en cuenta una serie de consideraciones.

Las unidades reflejadas son las que figuran o han figurado en la Lista Oficial de Buques de la Armada.

Las fechas de alta se han tomado desde su incorporación a la Armada Española, lo que afecta a submarinos cedidos por otras naciones, como es el caso de los submarinos General Mola y General Sanjurjo, el G-7 y los de la serie 30.

En cuanto a las fechas de baja, se ha intentado considerar las oficiales, en tanto ha sido posible  encontrarlas, aunque esto crea una cierta distorsión. Sobre todo en el período de la Guerra Civil se producen una serie de hundimientos en los años 1936 y 1937 que no se ven reflejados como baja hasta varios años posteriores a su finalización. Es el caso, por ejemplo, del C-3, el C-5 y el C-6. También, varios submarinos fueron utilizados para otros menesteres distintos a las funciones para las que habían sido diseñados, alargando sus períodos de servicio.

Por otra parte, debemos considerar que el gráfico no muestra períodos de mantenimiento o grandes reformas, a las que muchos de ellos fueron sometidos, como es el caso del D-2 y el D-3.

Con las consideraciones anteriormente reseñadas, podemos establecer algunos datos curiosos.

La Armada Española ha tenido en servicio un total de 35 submarinos (no se han tenido en cuenta los submarinos de asalto por no haber tenido una vida realmente operativa), con un promedio de 7.3 unidades en servicio.

El año de las vacas más gordas se corresponde con 1930, con un total de 16 unidades en servicio, varios de ellos a punto de ser dados de baja en los años posteriores.

El año de las vacas más flacas se corresponde con 1971, con tal solo 2 unidades en servicio, el S-31, incorporado en 1959, y el S-32, que se incorporó en 1971. En 1970 se había dado de baja el G-7 (S-01), en el 1971 se daban de baja el D-2 (S-21) y el D-3 (S-22) y hasta la incorporación del S-32 en ese mismo año, el Arma Submarina Española solo contaba con el S-31, al que se le dio el sobrenombre de treintayúnico.

En el período 1966-1970, nuestra arma submarina estaba formada exclusivamente por dos veteranos de la Segunda Guerra Mundial, el G-7 (ex U-573) y el S-31 (ex USS Kraken).

Se observan dos períodos de crecimiento, el primero y más importante entre 1921 y 1930, y el segundo entre 1971 y 1975.

El período de declive más importante se inicia en 1930 y se prolonga hasta 1971. Desde 2002 hasta hoy, hay un segundo período de declive.

Evolución cualitativa del Arma Submarina Española

En este segundo análisis hemos querido referirnos a cada una de las unidades en servicio, intentando representar sus períodos de servicio. Al igual que en el caso anterior, queremos ofrecer una serie de consideraciones para interpretar correctamente los datos.

Las fechas de alta se corresponden con el inicio de su vida útil y, en el caso de submarinos que prestaron servicio en otras marinas, se ha tomado el dato de su fecha de alta en dichas marinas.

Las fechas de baja se corresponden, en el caso de submarinos hundidos, al año de su hundimiento, mientras que para el resto, se ha considerado la fecha oficial de baja.

Los submarinos más longevos fueron el S-32 y el S-35, con un total de 41 años de servicio, tanto en la US Navy como en la Armada Española.

El submarino de vida más efímera fue el C-5, entregado en 1930 y hundido en 1936.

La vida media de nuestros submarinos se establece en 24.48 años de servicio.

Parece que hay un saltos importantes en la tecnología de construcción de submarinos. Así, los construidos antes de 1930 venían a tener una vida media inferior a los 20 años, mientras que los construidos a partir de esa fecha está más próximos a los 30 años (la serie C, con 4 submarinos hundidos, podría haber llegado a esa vida media si no hubiera sido por las vicisitudes de la Guerra Civil).

Los submarinos construidos durante la Segunda Guerra Mundial tienen una vida operativa en torno a los 40 años, sobre todo los construidos al final del conflicto.

Los submarinos de la serie 60 rondan los 30 años de vida operativa aunque, probablemente, si se hubieran mantenido en servicio, podrían haber superado esa cifra.

La serie 70 es una incógnita que se desvelará con la entrega de la nueva serie 80. De momento ya han superado los 35 años de vida útil.

Un análisis más detallado de los datos recopilados para este estudio permite recopilar alguna curiosidad como que el submarino que más tiempo ha permanecido en construcción es el D-3, con un total de ¡¡¡20 años en grada!!! (de 1934 a 1954).

Nuestra Valoración
Valoración de los Lectores
[Total: 5 Promedio: 4]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *