Isaac Peral y Caballero

Isaac Peral y Caballero nace el 1 de junio de 1851 en el Callejón de Zorrilla de Cartagena. El 1 de julio de 1865 ingresa en el Colegio Naval, Escuela Naval de la Armada, donde se gradúa como guardiamarina de segunda clase el 26 de diciembre de 1866. A partir de ese momento es destinado al servicio en distintos buques de la Armada, viajando por todo el mundo. El 31 de enero de 1870 asciende a guardiamarina de primera y en 1872 obtiene el empleo de alférez de navío.

Ya en 1873 es destinado como segundo comandante del cañonero Dardo, interviniendo en los combates provocados por la insurrección de Nuevitas (Cuba), por cuya acción recibe la Cruz Roja del Mérito Naval. En años posteriores serí destinado a otros buques e interviene en los combates originados por las guerras carlistas.

El 23 de octubre de 1875 es destinado a la fragata Blanca como instructor de guardiamarinas. Al año siguiente, contrae matrimonio con doña María del Carmen Cencio, con la que tuvo nueve hijos.

En 1877 cursa estudios de ampliación en el Observatorio Astronómico de San Fernando y escribe el libro “Huracanes”, por el que recibe la Cruz Blanca de primera clase al Mérito Naval.

El 21 de julio de 1780 asciende a teniente de navío de segunda clase y, al año siguiente, es destinado a Filipinas. Allí contrae el cólera durante una epidemia, siendo repatriado. A su vuelta ejerce como profesor de Física Matemática del Observatorio Astronómico de San Fernando. Durante esta época es cuando Peral comienza sus investigaciones sobre la navegación submarina.

Con el estallido del conflicto de las Carolinas, Peral hace públicos sus trabajos, los cuales despiertan gran interés. El Ministro de Marina, Almirante Manuel de la Pezuela y Lobo, interesado en el proyecto, concedió a Peral un crédito de 5.000 pesetas para completar su proyecto.

Una vez concluido, el proyecto fue presentado a diversos Organismos de la Marina, autorizándose un nuevo crédito de 25.000 pesetas para cubrir los gastos de investigación. El 20 de abril de 1887 se aprueba la construcción del buque.

El 1 de enero de 1888 se inician los trabajos de construcci?n del submarino Peral en el Arsenal de la Carraca de Cádiz. Durante este tiempo, afloran las envidias e imprudencias que provocan desde el robo de los planos por parte de espías extranjeros, hasta distintas acciones de sabotaje. Estas insidias acompañarían a Peral hasta su muerte.

El 8 de septiembre de 1888 el submarino Peral es botado en la bahía de Cádiz, ante una gran expectación, e inicia un amplio protocolo de pruebas que supera con gran éxito. Sin embargo, a pesar de estos éxitos, el proyecto cae en el olvido y el apoyo oficial es retirado el 12 de diciembre de 1890.

En estas fechas, Peral se traslada a Madrid para ser operado de cáncer, obteniendo la licencia de la Armada el 5 de noviembre de 1891. Retirado de la Armada hace un intento de atraer nuevamente el interés público sobre el submarino sin que encuentre repercusión.

Después de una temporada trabajando para una empresa privada, funda su propia empresa: el Centro Industrial y de Consultas Electro-Técnicas Isaac Peral, pantentando numerosos inventos, algunos de los cuales siguen vigentes en la actualidad.

El 4 de mayo de 1895, Peral se traslada a Berlín para ser operado nuevamente de cáncer, pero un descuido en las curas le producen una meningitis que acaba con su vida en 22 de mayo.

Los restos de Peral son trasladados a Madrid, donde son enterrados el día 29. El 11 de noviembre de 1911, los restos son exhumados y trasladados a Cartagena, donde reposan actualmente.

Nuestra Valoración
Valoración de los Lectores
[Total: 0 Promedio: 0]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *