Las armas submarinas no han estado exentas de un cierto valor literario o poético. Así, la Revista General de Marina publicaba en su número 130, correspondiente a Enero-Junio de 1946, la siguiente Oda al Torpedo:

Whitehead (un inglés que en Fiume estaba),

las ideas de Lupis ampliaba,

y al fin todo el torpedo desarmó,

cuando vio que al lanzarlo se oxidó.

 

La Gran Guerra y la actual que ahora ruge

han dado a los torpedos gran empuje.

Por eso todo aquel que tenga vista

debe en seguida hacerse especialista.

 

Hay dos bonitas y variadas ramas

en las cuales se adquiere gloria y fama:

La primera… torpedos, cual supones

la otra minas, rastras y obstrucciones.

 

En la Armada Española os aseguro

que los torpedos son de acero puro

Y se conocen los distintos tipos

con esta fórmula que quita el hipo:

 

W A/B C

 

La uve doble es letra que atesora

la inicial de la casa constructora.

La A indica el peso con certeza

de la carga que lleva en la cabeza,

y la B del torpedo en verso libre,

en m/m indicará el calibre.

La C (don Joaquín Pery me lo aclara)

la longitud en metros nos declara.

 

La fotografía que ilustra esta entrada se corresponde al torpedo Maipux, tomada en 1888, en Fiume.

Nuestra Valoración
Valoración de los Lectores
[Total: 0 Promedio: 0]
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *